¿Qué automóviles circulaban en la época de “Falcó”? Parte I

Breve historia.

Hablar del parque automovilístico en España en los años 30 del siglo XX es hablar de un cambio notable en los usos y costumbres de todo un país. El transporte individual, el colectivo, el transporte de mercancías, la necesidad de adecuar las carreteras a un nuevo vehículo que necesitaba otro tipo de firme, la importación de vehículos y su impacto sobre la economía nacional y el crecimiento del sector industrial fueron algunos de dichos cambios.

Si bien durante la década de los años 20 y 30 se consolidó el parque automovilístico, este fue iniciado a principios de siglo y más concretamente el 31 de octubre del año 1900. En esa fecha tuvo lugar la matriculación del primer automóvil, de marca Clément. Un automóvil catalogado como Cuadriciclo a nombre de José Sureda Fuentes, en la localidad mallorquina de Santa Catalina. La matrícula que inició la serie histórica fue la PM-1.

clement-bo-matricula-pm-1

La avalancha de matriculaciones que tuvo lugar en ese periodo impulsó de forma colateral el nacimiento de nuevos servicios que debieron dar respuesta a necesidades antes inexistentes y que surgieron derivadas del uso del vehículo. Algunos de los cambios que trajo la inclusión del vehículo en la sociedad española de los años 30 fueron los siguientes:

 

a) En el año 1934 fue promulgada y aprobada la primera ley y código de circulación, (Decreto con fecha 25 de septiembre de 1934 en el que quedaba aprobado el Código de la Circulación y sus anexos).

codigo_de_circulacionb) Se pusieron en marcha infraestructuras dirigidas al ocio y al viajante ocasional que comenzaba a pulular por unas carreteras que también sufrirían, (afortunadamente), un notable cambio en lo que venía siendo el circuito nacional de carreteras. En relación con esto último, comenzaron a aflorar los primeros albergues y paradores de carretera en respuesta a la demanda de servicios de alojamiento en las carreteras. Entre aquellos cabe destacar los paradores de Oropesa y Úbeda en 1930, Ciudad Rodrigo en 1931 o Mérida en 1933. Igualmente se fueron integrando a la red de paradores los albergues de carretera de Manzanares en 1932, Bailén en 1933 o Benicarló en 1935.

parador-de-oropesa-1930
Parador de Oropesa – 1930

c) Las primeras señales de tráfico y los primeros semáforos en las grandes ciudades. Madrid fue la primera ciudad española en introducir el semáforo para el control del tráfico. Existe información diversa y contradictoria al respecto. Algunas de estas informaciones aseguran que fue en 1929 y en la intersección de las calles Barquillo y Alcalá donde fue situado el primer semáforo eléctrico. Otras fuentes aseguran que en la Puerta del Sol ya se utilizó este tipo de señal de tráfico a principios de los años 20.

CIFRAS

El 1 de enero de 1930 la cifra de automóviles matriculados ascendía a 237.843. Para hacer una valoración justa de esta cifra basta con realizar una breve comparación con la serie de cifras históricas facilitadas por la Dirección General de Tráfico, (este enlace).

  1. El año 2014 se alcanzaba la cifra de 30.976.047 de vehículos matriculados.
  2. En el año 1922 apenas existían 50.949 vehículos matriculados.
  3. Las provincias que mayor número de vehículos matriculaban, (en el año 1930), fueron:
  • Barcelona, 41.416.
  • Madrid, 36.170.
  • Sevilla, 13.257.

Continuará.

Bibliografía:

  • www.paradores.es
  • www.dgt.es
  • Wikipedia, (fotografías)
  • La industria española del automóvil en el primer tercio del siglo XX: una oportunidad desaprovechada. Salvador Estapé-Triay – Universitat Pompeu Fabra
Acerca de Lorenzo Falcó 35 Articles
Aquí estamos, arrojando luz a la oscuridad necesaria de esta novela. ¿Tienen sugerencias? Aquí podrán encontrarme: info@lorenzofalco.com

Be the first to comment

Leave a Reply