La canalla honradez de Falcó

La canalla honradez de Falcó

Conozco bastante bien, (perfectamente diría), al creador de la página lorenzofalco.com. Tengo bastante claro lo que pretende y las razones que le han llevado a mantener, (con bastante esfuerzo por cierto), esta página y las redes sociales que lo soportan. Desde aquí le doy las gracias por darme la oportunidad de publicar estas líneas.

Me invita él mismo a escribir sobre la novela, el personaje y su autor. “Escribe con total libertad, lo publicaré tal cual me lo envíes. Si te ha parecido una mierda lo publicaré. Lo que sea”. Y aquí estoy. Escribiendo libremente.

Me leí Falcó en un día. Paré para comer, desayunar, necesidades mayores y menores, trabajar y desplazamientos obligados. Quitando esas necesarias y vitales pausas, se puede recurrir a la manida frase de: “me lo ventilé en un día”.

¿Me gusta Falcó? No exáctamente. Me explico. Creo que la novela española actual está falta de héroes. Nos pasamos la vida adulando los escandinavos, (tan de moda), los anglosajones, (por supuesto), y de vez en cuando los patrios, (Bevilacqua y Chamorro en los últimos años), y alguno más. ¿Y los españoles? Vale, tenemos al eterno Capitán Alatriste. Pero no me vale. Quiero decir que no me sirve como héroe de literatura al que seguir. Yo particularmente necesito algo así como esa serie a la que te enganchas. No puedes parar de verla porque te interesa todo lo que le pasa al protagonista. No digo la serie, la trama de cada capítulo y demás. No. Me refiero al protagonista. Me ha pasado con Falcó lo mismo que me sucede con la serie “The Blacklist”. La serie es buena pero sin Raymon Redington, (el conserje del crimen), la serie no valdría nada. Otro ejemplo, la comparación que todos los medios y crítica, (la avezada y la oportunista), hacen con Alatistre. Una comparación sencilla, facilona y evitable porque Alatriste es el único héroe de Pérez-Reverte hasta la llegada de “Falcó“. Pero creo que la futura saga Falcó, (si atendemos a lo que su creador nos ha ido indicando), será otro tipo de saga. ¿Poirot? ¿Bond? ¿Mrs. Marple? Sí, algo así. A eso me refiero con distinto y con identificarte con el personaje y no tanto con la novela en sí.

Espero que esté quedando claro que a mí la novela me ha gustado. Pero lo que realmente me ha enloquecido es el personaje. Un canalla honrado porque ejerce de lo que es, un verdadero hijo de puta. No miente. No engaña. Y querer como acabas queriendo a un hijo de puta es muy difícil de conseguir. Sólo a la altura de los muy grandes. De Pérez-Reverte por ejemplo. ¿Cómo es posible que amemos a Raymon Reddinton de “The Blacklist”, (el más malo de entre los malos), y a Falcó, (ex contrabandista, traficante, espía, cabrón de nacimiento y largos etcéteras)? Porque sus creadores lo hacen posible.

Esa es, (para mí), la grandeza de Falcó y de lo que ha conseguido Pérez-Reverte. Terminar adorando la canalla honradez de un hijo de puta.

Marcos Hiruela.

Acerca de Lorenzo Falcó 35 Articles
Aquí estamos, arrojando luz a la oscuridad necesaria de esta novela. ¿Tienen sugerencias? Aquí podrán encontrarme: info@lorenzofalco.com

1 Comment

  1. Maldito que sea Don Arturo! Llego mi copia de Falco hace una semana y media. Me quedaron muchas coas que hacer después de un viaje, pero no pude hacer otra cosa sino leer Falco en cualquier momento libre. Ya terminado, quiero leerla de nuevo. Tremenda novela!

Leave a Reply