El sombrero de Falcó ¿Es un “Fedora”?

Me la juego. De la portada del libro se desprenden algunos indicios:

  • La época en la que se desarrolla la trama.
  • La profesión de Falcó.

El sombrero que calza tiene toda la pinta de ser un “Fedora”. Aunque puede que no. El caso es que la historia de los sobreros “Fedora” está muy ligada a la época y épica que nos envuelve en “Falcó”.

Comúnmente denominado “borsalino”, (por ser la primera casa que los fabricó), los “Fedora” son los sombreros que siempre hemos visto en cine asociados a héroes, espías y demás gentes al uso. Una de las imágenes más vistas y recordadas del cine negro y de espías es aquella en la que aparece Rick Blein con sombrero “Fedora”, gabardina o “trench coat”, (como se denomina en el mundo anglosajón), pitillo entre los dedos y rictus frío y distante al despachar a Ilsa Laszlo como cliente en charchutería. Efectivamente se trata de Humphrey Bogart en Casablanca. A buen seguro que quienes hayan visto la película encontrarán cierta similitud entre la fotografía de portada del libro “Falcó” de Pérez-Reverte y la vestimenta del personaje principal.

Es lógico. Nada punible. En aquella época era el sombrero de moda entre los caballeros que tendían a llevar una vida “difícil”. La gabardina formaba parte del lote. Una prenda sobre la que tiempo tendremos de hablar.

Indiana Jones, otro personaje de vida compleja también vistiendo su inseparable “Fedora” y su látigo en lugar de humeante pitillo.

A partir de aquí me surgió la inevitable necesidad de seguir rascando. ¿De dónde venía este tipo de sombrero? No me interesaba saber tanto el quién, sobre lo que ya había leído hace algún tiempo. Me interesaba esa parte diferente y distinta que siempre se produce en situaciones como esta.

Teorías sobre el origen.

Existe una explicación sobre la adopción del nombre “Fedora” que me ha resultado bastante curiosa.

Origen situado a finales del siglo XIX en el ámbito teatral. El término “Fedora” asociado al sombrero es recogido directamente de Victorien Sardou, (dramaturgo francés del siglo XIX), autor de la obra del mismo nombre: “Fedora”. La obra, escrita para la diva Sarah Bernhardt y puesta en escena en 1889 en Estados Unidos, mostraba a la actriz ataviada con uno de estos sombreros para protegerse de la lluvia. Tal fue el éxito de la obra que trajo consigo que el “Fedora” se pusiese de moda entre las mujeres de la época que tanto admiraban a Sarah.

sarah_bernhardt
Sarah Bernhardt

Borsalino.

Es posible que el nombre del sombrero fuese adquirido en ese momento, pero la realidad es que el sombrero en cuestión es comúnmente conocido como “borsalino” y su  origen es menos poético que el de su homólogo “Fedora”.

Borsalino es una empresa italiana a la que se le debe la invención del sombrero de fieltro que por razones obvias tomó el nombre de borsalino

Las primeras unidades salieron de la fábrica el 4 de abril de 1857, fecha en la que Giuseppe Borsalino inició la producción. Tal fue el éxito del “borsalino” que se cifra en más de 2.000.000 de unidades fabricadas a la víspera de la primera guerra mundial.

Inicialmente, este tipo de sombrero mantenía unos estándares de calidad que imponía el empleo exclusivo de pelo de conejo. Curiosamente, la producción de sombreros “borsalino” o “Fedora” trajo consigo una mejora de la economía en el ámbito rural en las zonas colindantes a las fábricas de “borsalinos”. Ya saben, la cría del conejo pasto de los sombreros.

Quédense con la versión que prefieran. Quién sabe, quizá el sombrero de “Falcó” ni siquiera sea un borsalino o un “Fedora”, habrá que esperar al 19 de octubre.

 

Acerca de Lorenzo Falcó 35 Articles
Aquí estamos, arrojando luz a la oscuridad necesaria de esta novela. ¿Tienen sugerencias? Aquí podrán encontrarme: info@lorenzofalco.com

1 Comment

1 Trackback / Pingback

  1. Un borsalino gris perla estudiadamente inclinado - Falcó es una novela de Arturo Pérez-Reverte

Leave a Reply